• Respeto: ser amable y bueno con los demás, pensar cómo se sienten las otras personas antes de hablar o actuar.
    • Honestidad: procurar siempre anteponer la verdad en pensamientos, expresiones y acciones.
    • Solidaridad: compartir con los demás lo que tenemos, no lo que nos sobra, pero aún más importante compartir lo que somos.
    • Tolerancia: el respeto a las ideas, creencias y diferencias étnicas, aunque sean diferentes o contrarias a las nuestras.
    • Lealtad: cumplir con normas morales que se relacionan con la constancia en el afecto, con el honor y la fidelidad.
    • Responsabilidad: cumplir en forma puntual y completa las tareas encomendadas, responder por las decisiones tomadas.
    Aplicar ahora